Jesus a la humanidad !!!

MENSAJES DEL AÑO 2012:

Enero
del 1 al 31
Febrero
del 1 al 27
Marzo
del 1 al 31
Abril
del 2 al 30
Mayo
del 1 al 31
Junio
del 1 al 29
Julio
del 1 al 31
Agosto
del 1 al 31
Septiembre
del 1 al 29
Octubre 
del 1 al 30
Noviembre
del 1 al 30
Diciembre
del 1 al 31

 

******* CONSTRUCCION

Virgen María: Paz temporal en el mundo, si las almas oscuras se convierten

Domingo  1° de enero de 2012 a las 15:00 hrs.

Mi niña, el momento está cerca pero mis hijos deben mostrar paciencia. Todo será de acuerdo a la Santa voluntad de mi Padre.

Hijos, deben darse cuenta de que las fuerzas del mal en su mundo amenazan su Fe en Dios Padre.

Estas fuerzas malignas no ganarán, porque ellas no tienen poder sobre mi Padre Celestial. Sin embargo ellas atormentarán a sus hermanos y hermanas a través del asesinato, la guerra y el control.

Recen para que estas fuerzas oscuras vean la Luz de mi Hijo, pronto. Si ellas la ven y se convierten durante El Aviso, entonces habrá una paz temporal en la tierra.

Mi Hijo, Jesucristo, en Quien todas las almas tienen que depender para la salvación, está impaciente por traer a la Humanidad Su Gran Misericordia.

Recen mucho, hijos míos, por la salvación de estas almas oscuras, que es posible que no sobrevivan El Aviso.

Estas pobres almas estarán aterrorizadas, no solo cuando presencien sus pecados, sino cuando vean la oscuridad en que se encuentran. Esta oscuridad ha nublado tanto sus almas, que la Luz de la Misericordia de mi Hijo, les hará sentir débiles y sin poder.

Muchos estarán muy débiles para aferrarse a la Misericordia que mi Hijo les ofrece.

Les insisto a que recen por estas almas. Mi Hijo está decidido a salvar estas almas primero. El necesita más oraciones, hijos. Deben suplicar por Misericordia para estas almas ennegrecidas.

Hija mía, píde a mis hijos que dediquen esta Cruzada de Oración a mí, La Madre de la Salvación:

“Oh Inmaculado Corazón de María, Madre de la Salvación y Mediadora de todas la Gracias, tú, que vas a participar en salvar a la humanidad de la crueldad de Satanás, ora por nosotros. Madre de la Salvación, reza para que todas las almas puedan ser salvadas y acepten el Amor y la Misericordia mostrados por tu Hijo Nuestro Señor Jesucristo, Quien viene una vez más a salvar a la humanidad y para darnos la oportunidad de la salvación eterna. Amén”

Tu amada Madre

Madre de la Salvación

 

Solo hay una Verdad. Una luz. Todo lo demás es una mentira

Domingo  1° de enero de 2012 a las 17:30 hrs.

Mi muy querida bienamada hija, sabe que no importa cuán difícil esta misión es, no fallaré en dirigirte.

Mi Voz te alienta en todo momento. Mi Espíritu mueve tu corazón para que tú seas impotente contra ello. Mi amor es tan envolvente que eres incapaz de darme la espalda o negarme. Sin embargo, tú encuentras que te tropiezas a lo largo del camino.

Cuando tratas de analizar Mi Palabra, encontrarás que no eres capaz de hacer esto exitosamente. Ninguna cantidad de análisis puede cambiar la Verdad de lo que digo.

Nadie, incluyéndote a ti hija Mía, tiene la autoridad de torcer el significado de Mi Sagrada Palabra para que sea más aceptable a sus ojos.

Esto aplica a Mi Palabra contenida en la Sagrada Biblia y a Mi Palabra contenida en estos Mensajes.

Confía en Mí más, hija Mía. Píde a Mis hijos y a todos Mis bienamados seguidores que confíen en Mí completamente.

Jamás defraudaré a la humanidad. Nunca le daré la espalda a las súplicas de Mis preciados hijos. Siempre responderé a las almas pobres que suplican Mi Misericordia.

Lo que nunca haré, hija Mía, es hablar a Mis hijos con el fin de ajustarme a sus necesidades y darles lo que ellos quieren oír.

La Verdad debe ser dicha. Mi Sagrada Palabra nunca debe ser diluida o la Verdad alterada.

Mi Sagrada Palabra jamás debe ser cambiada, ajustada o torcida para que se vuelva una mentira.

Sepan que el tiempo de Mi Justicia está cerca. Comprendan que Mi Misericordia es grande pero, la maldad que Yo veo en su mundo me repugna.

La maldad es hasta justificada por aquellos que profesan Mi Palabra y que afirman conocerme.

Ellos han torcido Mis Enseñanzas durante siglos para ajustarla a su avaricia, lujuria, orgullo y codicia.

Cómo rompe Mi Corazón ver los actos de depravación desfilar delante de Mi y presenciar cómo Mis hijos son engañados haciéndoles creer que estos actos son aceptables ante Mis ojos.

Despierten a la Verdad. Mi gran Misericordia está disponible para cada una de las almas durante El Aviso.

Pero tengan cuidado. Aquellos cristianos que creen que la torcida verdad de Mis Enseñanzas será aceptable ante Mis ojos, se impactarán durante El Aviso. Ellos se resistirán a la Verdad cuando revele cómo sus pecados me ofenden grandemente.

Yo exhorto a estas personas a que acepten que Yo Soy la Verdad y la Luz. Solo hay una Verdad. Una luz. todo lo demás es una mentira.

Examinen su conciencia hijos, honestamente, antes de que El Aviso se lleve a cabo. Aprendan a identificar la Verdad antes de que vengan ante Mí. Porque entonces y solo

entonces su sufrimiento será menos.

Su Maestro y Redentor

Salvador de toda la Humanidad, Jesucristo

 

La Virgen María: El momento del Triunfo de mi Inmaculado Corazón no está lejos

Lunes 2 de enero de 2012  a las 12:00 hrs.

Mi niña, el momento para el triunfo de Mi Inmaculado Corazón, no está lejos.

Mientras el poder de Satanás disminuye, él se hace más implacable en la búsqueda de sus almas. Incluso las almas fuertes encontrarán este período difícil, mientras su Fe es probada hasta el límite.

Mi niña, cuando la Fe de Mis hijos es probada de esta cruel manera, no deben desfallecer, sino permanecer alerta. Deben permanecer puros de corazón en todo momento. Deben también permanecer en silencio, cuando sientan envidia en sus almas. La envidia y los celos llevan al odio. La envidia a las almas elegidas, está creciendo incluso entre aquellos que aman a mi Hijo.

Hijos, no deben sucumbir nunca a esta tentación, que es puesta en sus corazones por el maligno.

Habrá ahora un incremento generalizado de celos, hacia todos los visionarios y santos mensajeros en el mundo. Esto ha sido predicho pues estos son algunos de los muchos santos del fin de los tiempos.

El destino de ellos es difícil y sufrirán intensamente, por las tareas que les han sido otorgadas.

Mi niña, llamo a todos los que me veneran,  a su Bendita Madre, para que me pidan por la protección de los visionarios y de los profetas del fin de los tiempos.

Ellos necesitan de sus oraciones. Si ustedes tienen dudas acerca de estas almas, que han sido elegidas para impartir la Verdad al mundo, entonces de todas formas recen por ellas.

Ustedes todos son Creación de Dios. Deben mostrar amor el uno al otro. Proclamen la Santa Palabra de Mi Hijo pero, nunca a expensas de insultar a otro hijo de Dios.

Los insultos no brotan del amor. Ellos vienen del engañador, cuyo odio por la Humanidad no conoce fronteras.

Si aman a mi Hijo y encuentran defectos en otra alma, entonces deben sellar sus labios. Nunca difamen a otro en el Nombre de mi Hijo.

Mi Corazón está traspasado como con una espada, cuando veo aquellas almas que están dedicadas a mí, la Santa Madre de Dios, derramar desprecio en aquellos visionarios  elegidos para ayudar a salvar almas.

Recen, recen, recen por los visionarios elegidos por Dios Padre en el mundo de hoy.

Tengan la seguridad de que son aquellos los que sufren mayores insultos, los que hablan en el Nombre de mi Hijo.

Aquellos, cuyos mensajes son desafiados fuertemente, mal vistos y hechos pedazos, son generalmente las almas elegidas.

Ellos son los objetivos principales del maligno, que a través de otros, se burlarán de los creyentes para que rechacen a estos videntes.

Recuerden, estos mensajeros representan a mi Hijo y a Su Santa Palabra.

Rechacen a un verdadero vidente y rechazarán la Palabra de mi precioso Hijo.

Siempre recen por discernimiento. No obstante, nunca deben despreciar públicamente a los mensajes Divinos entregados a la Humanidad para salvar a las almas, del fuego del Infierno.

Obstruyan la obra de estos visionarios y ustedes obstruirán la salvación de las almas.

Su amada Madre

Reina del Cielo

Madre de la Salvación

 

Dios Padre: Dos mil millones de almas se convertirán como resultado de estos mensajes

Martes 3 de enero de 2012 a las 15:30 hrs.

Hija Mía, el Regalo de la visión de hoy, en donde te revelo el rostro de Mi Hijo y el Mío, tu amado Padre Celestial, es poco común que suceda.

Eres bendecida por haberte sido dado este extraordinario Regalo de los Cielos. Fue necesario para hacerte más fuerte. Tu sufrimiento se aliviará ahora y serás mucho más fuerte que antes.

Jamás temas a este Trabajo, porque debes saber por ahora que todo poder en la Tierra, está en Mis Celestiales manos. Nadie tiene poder sobre el Padre. Incluso el engañador no puede manipular o cambiar Mi Plan Celestial para la Humanidad.

El Cielo se regocija por la conversión que ha evolucionado a partir de estos, Mis mensajes para el mundo. Cerca de dos mil millones de almas se convertirán ahora como resultado directo de estos mensajes Divinos.

Ningún hombre detendrá esta Obra. Puede ser que lo intenten pero será inútil. Mi protección Divina cubre a todas las almas que proclaman la Verdad de la salvación eterna.

Nunca se rindan hijos, no importa cuán difícil llega a ser su sufrimiento. El sufrimiento, nunca lo olviden, los trae más cerca de Mi Reino Celestial.

Ustedes hijos Míos, se regocijarán en breve, cuando sientan las gracias siendo derramadas sobre ustedes, por Mi Hijo.

Permanezcan alerta. Manténganse rezando por todas las almas y nunca duden ni por un minuto, de que soy Yo, su Padre Eterno, Quien les trae la paz de mente, cuerpo y alma a través de estos Mensajes.

Traten estos Mensajes como Sagrados. Ellos están y siempre estarán de acuerdo con Mi Palabra, entregada al hombre desde el comienzo de los tiempos. Ellos encenderán la llama de su alma, de una manera que encontrarán difícil de ignorar.

Permitan que Mi Espíritu los alcance y relájense. Solo entonces puedo tocar el alma de ustedes para que así un destello de discernimiento encienda su corazón.

Los llamo para que corran hacia Mí, para que Yo pueda abrazarlos de la única manera que un Padre puede.

Permitan que les ofrezca Mi protección y Mis gracias, para hacerlos suficientemente fuertes para luchar en Mi ejército, contra el mal en su mundo.

Mi ejército producirá la paz que ustedes desean y el amor que necesitan para aplacar su sed.

Vayan en paz, hijos, con el conocimiento de que la Verdad está contenida en estos Mensajes, que he aprobado para el mundo entero.

Ustedes, si son puros y humildes de corazón, reconocerán Mi amor. Sean pequeños como un niño ante Mis ojos. Solo entonces los levantaré como un ángel en Mi Jerarquía, cuando sea el momento adecuado.

Vayan en paz. Descansen su fatigada cabeza sobre Mi hombro y les traeré el consuelo y el alivio que desean.

Los amo hijos, a cada uno de ustedes.

Me alegro mucho, porque cuando venga el día para que nuestra Sagrada Familia se reúna, todo el Cielo cantará en alabanza y gloria por la eternidad.

Dios Padre

Nota:  En referencia a los dos mil millones de almas, María Divina Misericordia desea dar a conocer que en un mensaje anterior privado para ella, recibido de Dios Padre, le fue dicho que “Dos mil millones más de almas de las que se hubieran perdido, serán salvadas por estos Mensajes.” Mucha gente ha interpretado sobre el mensaje anterior que solo dos mil millones de personas en el mundo, serán salvadas, lo cual no es correcto.Habrá mucho más que eso. Estos dos mil millones son en adición.

 

 

Me daré a conocer muy pronto

Miércoles 4 de enero 2012 a las 18:15 hrs.

Hija Mía, me daré a conocer muy pronto.

Los preparativos están completos, pero necesito más oraciones por aquellos que morirán una miserable muerte en estado de pecado mortal, durante El Aviso.

Insto a Mis seguidores a rezar, rezar, rezar por las pobres almas de estos.

Los amo, Mis queridos seguidores. Cómo me regocijo con el amor y pureza de corazón que presencio entre ustedes. Me traen mucho consuelo y dan alivio a Mi sufrimiento. Su devoción es como un bálsamo para Mis heridas supurantes.

En el mundo, así como Yo soy descartado y rechazado por muchos, es la lealtad de ustedes Mis bienamados seguidores, la que me trae gran gozo.

Mi sufrimiento es impuesto por el grado/nivel de impiedad en el mundo. Este mundo que honra la ambición, su propia gloria y los falsos ídolos.

Mi Nombre no es considerado importante. Mi Voz es ahogada por el escándalo de las voces de los obsesionados consigo mismos.

Cuán fuerte gritan ellos y se jactan de sus ganancias mundanas. Pero son los susurros de Mis bienamados seguidores, los que me permiten hablar, para que así Mi voz sea escuchada.

Ustedes, Mis seguidores, están ahora en unión Conmigo de una manera que los sorprenderá.

Ve, hija Mía, y di a Mis bienamados seguidores que les amo y que Mis gracias, les harán suficientemente fuertes para proclamar Mi Santa Palabra, a un mundo que necesita oír

la Verdad, para que así las almas puedan ser salvadas.

Su amado Jesús

 

Intentos de Guerra Nuclear en el Este (Oriente)

Miércoles 4 de enero 2012 a las 19:20 hrs.

(Nota: Fragmento de un mensaje recibido, la mayor parte de éste, fue un Mensaje personal para María  Divina Misericordia)

Mi muy querida bienamada hija, presta atención ahora mientras Yo informo al mundo, que las naciones intentarán comenzar a destruirse unas a otras en el Este/Oriente.

Mucha oración es necesaria para asegurar que esta Guerra Nuclear y otras atrocidades sean evitadas. Nunca olvides que la oración es poderosa y puede mitigar muchos sucesos malignos.

Debo recordarte de Mi deseo de tener oraciones que sean rezadas para salvar las almas.

Necesito más almas, hija Mía, especialmente aquellas que están destinadas a morir durante El Aviso.

Tú ya debes saber ahora, que este es Mi más grande deseo y serán las oraciones de Mis seguidores las que pueden llevar a cabo la salvación de estas almas.

Pido urgentemente grupos de oración por todas partes, para rezar mucho, ahora, por tales almas.

Dios Mi Padre Eterno responderá de acuerdo a las solicitudes de ustedes y ofrece una tabla de salvación a estas pobres almas.

Estás ahora cansada, hija Mía. Ve en paz. Descansa.

Tu Jesús